Hey ho, let’s go!

“Si me caí era porque estaba caminando,

y caminar vale la pena aunque te caigas”

EDUARDO GALEANO

Si algo me ha enseñado la experiencia adquirida a lo largo de mis últimos tres años de vida es que los caminos están llenos de etapas personalizadas que hablan por si solas. Los pre-comienzos son aptos para soñadores. Los principios de carrera, para aventureros. Los trayectos en bajada, para conformistas. Las subidas empinadas, para luchadores natos. Y así con cada tramo de desniveles que hayamos decidido atravesar. Todos ellos con sus ventajas e inconvenientes.

Pero permitidme que os cuente un secreto: soy muy fan de los comienzos. De “las primeras veces” o de “las segundas primeras veces”, y hasta de las “terceras o cuartas primeras veces”. Aunque sea una quinta primera vez, hay una intención, medio escondida o no, de comenzar algo nuevo, o de retomar algo que en un pasado no fue como esperábamos. Y ya, con solo ese impulso, esa valentía, ese llámale-X, te ganas mi respeto. Y creo que el de mucha gente también.

Todos los principios saben de tropiezos. Y todos los tropiezos conocen de pies temblorosos.

Start-Line-1024x326

Las eternas dudas. Los miedos. Las ilusiones. Las inseguridades. Las prisas. La insensatez. La desconfianza. Lo nuevo. Lo viejo. Todo. A día de hoy, tengo toda esa mezcla de sentimientos en un par de maletas que han decidido acompañarme. Pesan, si. Mucho. A veces, demasiado. Pero sientan tan bien que ya no me hago a la idea de verme sin ellas. Hasta las he bautizado. Os las presento. Hope, chicos. Chicos, Hope. Desde hace años, Hope es una parte de mí, como si de un cachito de corazón, brazo o hígado se tratase, que día tras día, golpe tras golpe, principio tas principio, se hace más fuerte. Más serena. Más estable. Ya casi no pierde el equilibrio, aunque viaje sin norte y brújula. Aprende de los errores propios y ajenos. Sabe escuchar y ha aprendido a oír de una forma peculiar. Crece sin darse cuenta. Dice “no” cuando realmente lo siente, dice “si” cuando es necesario, y exclama un “¡vamos!” cuando en realidad le gustaría tirar la toalla e irse de vacaciones a Tarifa. Me siento muy orgullosa de que no me deje irme de vacaciones y seguir, y luchar, y empezar, y batallar. Ver la vida a través o junto a Hope es lo más parecido a beber champagne francés a todas horas y comer chocolate belga sin remordimientos; es saber donde están tus metas y sobrepasarlas antes de lo previsto; es lanzarse desde cualquier avión sin paracaídas y aterrizar con todos los dientes en su sitio; es entender que pase lo que pase, siempre hay una nueva oportunidad.

Emprendo un nuevo camino junto a los mayores pilares que alguien desee tener: mi madre y mi hermana. Ellas son las responsables directas de incubar, alimentar y darle alas a HOPE. De todo esto, nace una asociación llena de valores, humanidad y fuerza, y éste será el espacio donde os voy a ir contando el día a día, los proyectos, las inquietudes y todo lo que se cuece por la mente de HOPE.

¡¡GRACIAS DE CORAZÓN!!

3688bdcd2d928b0fa7f3787a50dd5835

Anuncios

3 comentarios sobre “Hey ho, let’s go!

Cuéntame ¿qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s